Adelante, pasa.
Tienes muchas opciones Mira con calma

Ocho reglas para escribir ficción, de Neil Gaiman

Volver arriba